LA CONTINUIDAD DE ANCELOTTI, CADA VEZ MÁS COMPLICADA

Dirigir a un club tan poderoso e histórico como el Real Madrid con lleva no solo un gran prestigio, sino también una tremenda responsabilidad. Eso lo saben todos y cada uno de los técnicos que han podido sentarse en el banquillo blanco, y Carlo Ancelotti lo comprobó desde su primer día. Por suerte, el italiano es un técnico veterano que está habituado a este tipo de presión y sabe muy bien cómo se maneja el mundo del fútbol.

Por eso no le habrá extrañado tanto que, tras un año sin grandes títulos (salvando el Mundialito de Clubes), buena parte de la afición del Real Madrid haya pedid su marcha. El propio Florentino Pérez parece dispuesto a valorarla, e incluso ya está buscando un posible recambio. Porque a esta mala situación en el Real Madrid se une ahora el interés del Milan por el técnico italiano, que vivió precisamente sus mejores días como jugador allí. Parece que todo quedaría resuelto en unos días, si todas las partes están de acuerdo.

La continuidad de Ancelotti se ha puesto en duda en mucho momentos a lo largo de estos dos años, aunque la pasada temporada, tras ganar Champions y Copa del Rey, parecía impensable que el italiano fuera a marcharse. Este año la situación es otra muy distinta, y la sequía de títulos es algo que el club blanco no puede permitir, ni siquiera una sola temporada. Ancelotti lo sabe y casi tiene asumido que se marchará. Su sustituto más probable es Rafa Benítez, técnico del Nápoles, que vería con buenos ojos poder entrenar por fin al Madrid.

Carlo-Ancelotti1

Las apuestas parecen ponerse de parte de Benítez como el sustituto más probable en caso de que Ancelotti se marche (algo que también parece bastante probable). Sin embargo, se aportan otros nombres alternativos, como Unai Emery, que gracias a su gran trabajo en el Sevilla es deseado por todos, o el de Jurgen Klopp, que termina su periplo en el Borussia Dormunt tras acabar esta temporada.