ESLOVENIA, ANTE EL DESAFÍO CASI IMPOSIBLE DE VENCER A EE.UU.

El Mundial de Basket 2014 se está desarrollando según lo previsto, sin grandes sorpresas. Los favoritos se han clasificado para cuartos y las dos selecciones más en forma, Estados Unidos y España, continúan su camino hacia una anunciada final que parece esperada por todos. Mientras que España deberá hacer frente a una de sus bestias negras, la siempre incómoda Francia, mañana en el último partido de cuartos, Estados Unidos se verá hoy las caras con una descarada Eslovenia.

Comandada por los hermanos Dragic, algo así como los Gasol de allí, Eslovenia ha conseguido deslumbrar a todos en este Mundial, confirmando tanto en la fase previa como en octavos de final que es ya una realidad a tener muy en cuenta en el nuevo horizonte del baloncesto europeo. Pero una cosa es vencer a equipos más o menos parejos y otra muy distinta enfrentarse a estos genios de la NBA, bien conocidos por todos.

En la preparación para este Mundial, estos dos conjuntos se enfrentaron en Gran Canaria, cayendo el partido del lado de los americanos por más de treinta puntos de diferencia. Ya se verá si se repite la paliza o los eslovenos logran acercarse más al milagro de vencer a unos Estados Unidos que parecen enfilados ya a la final, tengan a quien tengan enfrente en la misma. Sin llamar a sus más rutilantes estrellas, el equipo de EE.UU. es una verdadera máquina de hacer baloncesto.

Con el favoritismo absoluto para los americanos, su victoria se paga solo a 1,01, una cuota irrisoria que ve casi imposible cualquier sorpresa. Y es que para los que deseen arriesgarse y apostar por Eslovenia, el beneficio será nada menos que de 21 euros por euro apostado, una cantidad nada despreciable, desde luego.