EL REAL MADRID, A CERRAR UN AÑO REDONDO CON EL MUNDIALITO

El 2014 ha sido un año magnífico para el Real Madrid, en el que lo ha ganado prácticamente todo (solo le ha faltado la Liga, que fue para el Atlético), y en el que sobre todo ha conseguido la ansiada Décima, título con el que Florentino Pérez llevaba soñando muchísimo tiempo. Cristiano, Bale, Benzema y compañía están ahora en su mejor momento de juego, y el Real Madrid es una auténtica apisonadora de fútbol que no tiene reparo en destrozar a cualquier rival que se le pone enfrente en busca de los títulos.

El de hoy será San Lorenzo de Almagro, un equipo argentino con mucha solera y que ha conseguido llegar a la final del Mundialito con más apuros de los esperados. Se dice que es un equipo muy agresivo y duro, pero los blancos no tienen miedo, porque saben que la diferencia de calidad entre los dos conjuntos es más que evidente. Aun así, Ancelotti no quiere confiarse y va a poner a su once de gala (con la única duda entre Illarra o James) para no darle ninguna opción a los argentinos.

A pesar de que en los últimos tiempos parece que el llamado Muandilito de Clubes de la FIFA ha perdido cierto empaque o prestigio, sigue siendo el título más importante del mundo a nivel de clubes, y desde luego es un broche perfecto para el 2014 del Real Madrid, que querrá terminar el año con buen pie para comenzarlo igualmente por todo lo alto. A este ritmo, ¿dónde está el techo para este equipo?

Desde luego, el favoritismo de los blancos para el partido de esta noche es total, ya que su victoria se paga a 1,10 euros por euro apostado, mientras que la del San Lorenzo llega a los 23 euros de cuota, suculenta para aquellos que piensen que los argentinos pueden dar la sorpresa esta noche.