EL DÍA EN QUE LA LIGA SE VOLVIÓ LOCA

El empate del F.C. Barcelona el Sábado hacía presagiar una escapada del Atlético y del Real Madrid para jugarse la Liga en tan solo dos jornadas. Los azulgrana ya se veían fuera de esa lucha por el título, y no tenían motivos para ocultarlo. Los jugadores hacían borrón y cuenta nueva, pensando ya en el año que viene. Pensaban que sus dos rivales no tropezarían a la vez en la misma jornada. Pero el fútbol es así y siempre acaba sorprendiendo, como pudimos comprobar en la tarde-noche de ayer.descarga (8)

El Atlético de Madrid se dejó tres puntos de oro en casa de un Levante que demostró una motivación espectacular. El cansancio pudo hacer mella en los de Simeone, que acabaron cediendo un partido que podrían haberles dejado con más de media Liga en el bolsillo. De repente, todas las miradas estaban en el Bernabéu, donde el Real Madrid recibía al Valencia, con opciones de acercarse mucho más al Atlético de Madrid en el liderato.

Pero parece que los blancos también sufrieron ese vértigo al verse tan cerca del título y también acabaron tropezando, aunque eta vez con un empate in extremis, llevándose un punto en el último suspiro gracias a un gol de Cristiano en una acrobacia espectacular. Teniendo que juga este Miércoles su partido atrasado ante el Valladolid, los de Ancelotti todavía necesitan ganar en estas dos últimas jornadas y esperar a ver qué pasa con sus rivales.

Cuando todo parecía prácticamente decidido, los tres equipos de arriba pinchan en la misma jornada. Tal y como están las cosas, cualquiera de los tres equipos podría lograr el título, aunque el único que depende de sí mismo realmente es el Atlético de Madrid. Si consigue cuatro de los seis puntos que le restan será campeón, da igual lo que hagan sus rivales.